ATRÁS: FOTOS

(Página 15 de Fotos de FOLGOSO)


 

Aunque el suelo ya había quedado cambiado a finales de 2018, fue el 15 de febrero de 2019 cuando quedó, con la barandilla, la reforma del puente "romano" totalmente terminada.

(Las fotos del estado actual del puente son del 18/2/2019)

Se añadieron señales de limitación de tonelaje... claramente antiestéticas pero necesarias para proteger el puente, que en más ocasiones de las debidas ha aguantado más peso del que es seguro.

La reforma ha dejado lugar para la polémica, como no podía ser de otro modo ya que cada persona tiene sus gustos.

Hay quien hubiera preferido las barandillas marrones, verdes, negras, .... y otro tanto de lo mismo ocurre con el diseño de éstas.

Además, estaba la posibilidad de hacer muro de piedra y no barandillas.

...y el suelo, por supuesto, tampoco se libra de las distintas opiniones, todas tan respetables como que a los responsables de la reforma también se le pasaron decenas de posibilidades y combinaciones por la cabeza: pero el resultado solo podía ser uno y me voy a tomar la licencia, como máximo responsable, de explicar porqué el puente es como es.

Vamos a empezar por recordar cómo estaba el puente en los últimos cuarenta años, con una foto de hace unos 20 a la que faltaría añadir el deterioro de dos décadas de las barandillas, que además incumplían descaradamente la normativa de seguridad, y el deterioro del hormigón del suelo hasta el punto de que ya asomaba hierro del forjado.

Es decir, que no se debe caer en comparar la reforma actual con el estado original del puente (arriba y abajo, en fotos de "Don Mariano"), porque ese estado del puente dejó de existir, según documento técnico del Ayuntamiento, en 1980 cuando se eliminó el muro de piedra para ensanchar el puente.

...y no nos olvidemos de que este puente se llama "Romano" pero ni lo es ni lo fue. Con la documentación que hay no se puede asegurar nada más allá del siglo XVII, pero como mucho es Medieval.

 

Fijaos en un detalle: parte del puente, a cada lado, está en voladizo... y eso es así desde que se ensanchó allá por el año ochenta.

 

Y allá voy ya con la explicación de porqué el puente se ha dejado como se ha dejado:

-EL SUELO: Había la posibilidad de eliminar la capa de hormigón y descubrir el empedrado original, pero ¿Estaría ahí? y de estar ¿En qué estado?

Además, los empedrados artesanos quedan bonitos pero también incómodos de pisar: Se descartó así también la posibilidad de añadir piedra por encima y, como sí se quería que el suelo tuviera algo de relieve de tipo rústico, se optó por cemento impreso. El color y el diseño del suelo: pues se escogió sin discrepancia entre alcalde y pedánea.

-LAS BARANDILLAS: Mi opción era buscar asemejar el aspecto del puente al original. Eso hubiera supuesto eliminar la parte de voladizo y estrechar drásticamente el puente. Aún descartando eliminar el voladizo, insistí en hacer un muro de piedra aunque fuera sobre éste... y así se plasmó y presupuestó en documentos técnicos: pero había que contar con la Junta Vecinal ya que esta obra, aunque la costeó íntegramente el Ayuntamiento, está fuera del casco urbano.

La pedánea se negó a que se estrechara lo más mínimo el puente. No lo digo ni como crítica, ojo. Yo primaba lo estético y ella lo funcional ¿Qué opción era mejor? Pues, lo que hablamos: hay opiniones para todos los gustos.

Descartado entonces el muro de piedra ¿Qué diseño de barandilla? Mi opción era un diseño rústico, pero ya no daba el presupuesto ¿Y el color? Mi opción era acero cortén tal cual, pero soltaría óxido ¿Color entonces? Pues la verdad es que el dorado ese como pudo ser otro... los colores no es lo mismo verlos en papel que puestos, y nunca se sabe cómo van a quedar exactamente.

Esa es la historia y creo que, por encima de la polémica, hay algo indudable: está mejor que estaba.

 


 

23 de febrero de 2019. Aunque las obras de señalización durarían unos días más, aquí tenemos una buena muestra de ellas.

STOP en el acceso de cada calle a la carretera principal; ya que, aunque pareciera lo lógico que la carretera fuera preferente sobre las calles, esto no era así sino que había que ceder a la derecha por ser el tramo de carretera que transcurre por el pueblo una Travesía.

En el caso concreto de la foto ésta, además, se trata de evitar con ese paso de peatones y la señalización de carriles, el que algunos coches aparcaran en la esquina impidiendo la visión de la carretera a quienes querían acceder a ella desde la calle Santo Cristo.

Aún hay más: días antes habían concluido las obras para hacer accesibles las aceras, de modo que se pueda recorrer el pueblo de punta a punta con una silla de ruedas sin barreras arquitectónicas. Eso incluyó mover las farolas del tramo de acera de las escuelas. De paso, incluso, se colocó un tipo distinto de baldosa para que, si se da el caso, una persona ciega pueda detectar los pasos con su bastón.

(Ah, también hubo señalización en la calle Ciñales: en su cruce con la calle La Vega, un espejo; y en su cruce con la calle La Cañada, STOPs)

 


 

El 20 de febrero habían quedado puestos a entrada y salida del pueblo unos nuevos badenes para tratar de que se circule a velocidad más moderada por todo el pueblo.

 


 

También en la penúltima semana de febrero de 2019, se terminó el arreglo del camino que sube a los depósitos de agua (donde ya se estaba haciendo una caseta de almacén) y la zona que había estropeada junto al campo de fútbol.

 


 

Si algo se podía reprochar a nuestra Ruta de los Canales, es que el tramo del canal de La Fábrica de Arriba tenía tramos peligrosos... pero en febrero de 2019 el club ciclista "BTT Bembibre" nos dejó solucionado el asunto. Mil gracias. Lo podéis ver en más fotos AQUÍ.

 


 

El domingo 3 de marzo de 2019 se celebró el Carnaval

(Fotos de componentes de la Asociación folgosina)

 

El miércoles 6, la organización del Entierro de la Sardina se preparó como en años anteriores... pero el paseo se suspendió debido a la lluvia.

 

 

 

Anterior página

Siguiente página